Una tutoría tan singular como melosa

En la clase de segundo ESO A tuvo lugar  una tutoría tan singular como melosa. Dos padres de alumnos, D. Carlos López y D. Antonio M. Rodríguez tuvieron la amabilidad de ofrecer al alumnado de este curso una explicación ‘in situ’ sobre la caña de azúcar, con degustación incluida, lo cual hizo que la tutoría fuera la más dulce del curso. Gracias por tan grata colaboración con el tutor, D. Antonio Villar…esperamos que no sea la última.